Johns Hopkins reporta 83,5 millones de casos globales de COVID-19

El Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins informó este viernes, primer día del 2021, que hay 83,5 millones de casos de COVID-19 en todo el mundo y 1,8 millones de fallecimientos por esta causa.

Estados Unidos se mantiene liderando la lista durante la pandemia como el lugar con más infecciones, con cerca de 20 millones de casos, y más de más de 345.000 muertes asociadas con la enfermedad, informó el Centro J. Hopkins.

India tiene 10,2 millones de casos y más de 148.000 muertes, informó el Centro, mientras que Brasil tiene 7,6 millones de infecciones y cerca de 195.000 muertes por esta causa.

Cuarenta y dos personas en el estado estadounidense de West Virginia pensaron que habían recibido una vacuna contra el coronavirus, pero en cambio fueron inyectadas con lo que The New York Times describió como un «tratamiento experimental con anticuerpos monoclonales». La Guardia Nacional de dicho estado aseguró el jueves que «todas las personas que recibieron el anticuerpo han sido contactadas o están en proceso de ser contactadas». La Guardia Nacional afirmó además que no cree que ninguna de las personas esté «en riesgo de sufrir daños».

El mayor general James Hoyer, ayudante general de la Guardia Nacional de West Virginia, dijo en un comunicado: “En el momento en que se nos notificó lo sucedido, actuamos de inmediato para corregirlo, e inmediatamente revisamos y fortalecimos nuestros protocolos para mejorar nuestra proceso de distribución para evitar que esto vuelva a suceder».

Según los informes, las 42 personas recibieron el producto de anticuerpos Regeneron en lugar de la vacuna Moderna.

«Este producto fue el mismo que se le administró al presidente [estadounidense] [Donald] Trump cuando se infectó», dijo en un comunicado el Dr. Clay Marsh, figura clave en la lucha contra el COVID-19 en West Virginia.

La Guardia Nacional de West Virginia dijo que a las personas que recibieron el tratamiento incorrecto «se les ofrecerá la vacuna lo antes posible con un estado de prioridad».

El Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins informó este viernes, primer día del 2021, que hay 83,5 millones de casos de COVID-19 en todo el mundo y 1,8 millones de fallecimientos por esta causa.

Estados Unidos se mantiene liderando la lista durante la pandemia como el lugar con más infecciones, con cerca de 20 millones de casos, y más de más de 345.000 muertes asociadas con la enfermedad, informó el Centro J. Hopkins.

India tiene 10,2 millones de casos y más de 148.000 muertes, informó el Centro, mientras que Brasil tiene 7,6 millones de infecciones y cerca de 195.000 muertes por esta causa.

Cuarenta y dos personas en el estado estadounidense de West Virginia pensaron que habían recibido una vacuna contra el coronavirus, pero en cambio fueron inyectadas con lo que The New York Times describió como un «tratamiento experimental con anticuerpos monoclonales». La Guardia Nacional de dicho estado aseguró el jueves que «todas las personas que recibieron el anticuerpo han sido contactadas o están en proceso de ser contactadas». La Guardia Nacional afirmó además que no cree que ninguna de las personas esté «en riesgo de sufrir daños».

El mayor general James Hoyer, ayudante general de la Guardia Nacional de West Virginia, dijo en un comunicado: “En el momento en que se nos notificó lo sucedido, actuamos de inmediato para corregirlo, e inmediatamente revisamos y fortalecimos nuestros protocolos para mejorar nuestra proceso de distribución para evitar que esto vuelva a suceder».

Según los informes, las 42 personas recibieron el producto de anticuerpos Regeneron en lugar de la vacuna Moderna.

«Este producto fue el mismo que se le administró al presidente [estadounidense] [Donald] Trump cuando se infectó», dijo en un comunicado el Dr. Clay Marsh, figura clave en la lucha contra el COVID-19 en West Virginia.

La Guardia Nacional de West Virginia dijo que a las personas que recibieron el tratamiento incorrecto «se les ofrecerá la vacuna lo antes posible con un estado de prioridad».

La agencia reguladora médica británica anunció el miércoles que otorgó la autorización de emergencia de una vacuna contra el coronavirus desarrollada conjuntamente por el gigante farmacéutico británico-sueco AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Los ensayos clínicos en etapa de la vacuna AstraZeneca-Oxford revelaron que tiene una efectividad del 70% contra el COVID-19. La vacuna tuvo una tasa de eficacia del 62% para los participantes que recibieron dos dosis completas, pero las pruebas de un subgrupo más pequeño revelaron que era 90% efectiva cuando se administraba una media dosis seguida de una dosis completa semanas después.

Las nuevas vacunas llegan a medida que se identificó una cepa más contagiosa de COVID-19 en varios sitios del mundo, después que fuera detectada por primera vez hace varios días en Gran Bretaña.

Un laboratorio brasileño dijo el jueves que encontró dos casos de la variante británica, por lo que los investigadores de su Instituto de Medicina Tropical han instado a redoblar las medidas de cuarentena. Brasil ha reportado más de 55.000 casos nuevos y casi 1.200 muertes en las últimas 24 horas, según la Universidad Johns Hopkins.

Las autoridades de California anunciaron el miércoles que la variante ha aparecido en la ciudad sureña de San Diego. El estado occidental de Colorado fue el primero en los Estados Unidos en informar sobre la nueva cepa a principios de esta semana.

Se ha detectado una variante diferente del coronavirus en Sudáfrica.

Radio Onda Tica © 2021. 
Todos los derechos reservados.

Radio Onda Tica © 2021. 

Todos los derechos reservados.

 

Los comentarios expresados en el sitio web o en las páginas de redes sociales, son responsabilidad exclusiva de sus autores y RadioOndaTica no se responsabiliza por su contenido ya que protegemos el derecho de expresión.