Karen Espíndola pidió disculpas y admitió que su plan siempre fue ir a un bar

  • La mexicana había sido reportada como secuestrada ante lo cual movilizó a cientos de personas y unidades de rescate

Karen Espíndola, la joven reportada como secuestrada por un taxista mientras estaba en un bar de la Ciudad de México con unos amigos habló en televisión nacional sobre los motivos por los que mintió a su familia y movilizó a la sociedad con un alarmante mensaje de WhatsApp.

En una entrevista reconoció que se equivocó y no pensó “en las consecuencias que iban a venir” después de haber mandado a su familia el mensaje que dio vuelta al país, en el que se notaba alarmada porque el conductor del taxi que había abordado el martes por la tarde se portaba grosero y después perdió contacto y desapareció durante 15 horas.

Explicó que salió de la casa de sus papás al mediodía del martes rumbo a la céntrica avenida Reforma para dejar un documento, y aproximadamente a las 15:00 horas tomó un taxi en el Metro General Anaya para ir al bar Kalimocho, donde fue captada por las cámaras que registraron su presencia de de las 16:30 horas del martes hasta las 02:00 del miércoles.

El mensaje lo envió aproximadamente a las 20:00 desde el bar, “empezamos a tomar y decido mandarle el mensaje a mi mamá para quedarme más tiempo (…) No debí mandar ese mensaje (…) No pensé que esto se saldría de control”, señaló la joven.

Después de mandar el mensaje decidió apagar el teléfono para poder quedarse “un rato más”, pero el tiempo se pasó.

Reprochó que en los videos que sacaron en donde se le observa en el bar únicamente pusieron imágenes en los que aparece con hombres, ya que también había mujeres en el grupo.

Al salir del bar, detalló, se fue el grupo a comprar bebidas y se fueron a casa de un amigo donde permaneció hasta el día siguiente. Señaló que en ningún momento se le ocurrió volver a prender el celular.

“Como a las 10:00 de la mañana él vio su celular y me dijo: ‘No te pases’ mira lo que está pasando y fue entonces cuando decidí irme a mi casa”, dijo.

Afirmó que entró en pánico al enterarse en toda la movilización que había provocado su desaparición, dejó su bolso junto con su teléfono en un puente peatonal “entré en shock”, después se acercó a un sitio de taxis donde afirma que no la quisieron llevar y entonces, unas cuadras adelante tomó otro taxi para ir a casa de sus papás.

La última conexión de la joven de 27 años, quien es madre de tres niños, decía “Mami, este señor se ve bien sospechoso y grosero”, le pidió que se bajara, tomara otro taxi y le mandara su ubicación; sin embargo, esto ya no sucedió.

Daniel, el hermano de Laura Karen, pidió a la ciudadanía en redes sociales su apoyo para encontrar a su familiar lo que desecandenó todo un movimiento en redes.

 

Radio Onda Tica © 2021. 
Todos los derechos reservados.

Radio Onda Tica © 2021. 

Todos los derechos reservados.

 

Los comentarios expresados en el sitio web o en las páginas de redes sociales, son responsabilidad exclusiva de sus autores y RadioOndaTica no se responsabiliza por su contenido ya que protegemos el derecho de expresión.